Publicado en: 20 noviembre, 2017
¡Ahora las latas de acero tienen un sustituto!
By: Proplas

McCall Farms es la primera empresa en comercializar este envase de plástico de tres piezas coextruido, sin duda un sustituto perfecto para las latas de acero.

Desde hace muchos años, la idea de un envase plástico transparente retortable que se adaptara a una amplia variedad de aplicaciones alimentarias, procesadas en equipos rotativos continuos, ha sido algo así como el Santo Grial de la comunidad del empaque. Unos cuantos envases de este tipo han logrado llegar a los estantes de las tiendas, pero se puede decir que en su mayor parte los contenedores transparentes de plástico retortables han tardado en ganarse su lugar.

Eso puede cambiar con el lanzamiento a finales del año pasado de siete variedades de frijol bajo la marca Glory Farms de McCall Farms, con sede en de Effingham, Carolina del Sur, Estados Unidos. Los granos se encuentran en un envase transparente, de tres piezas, fabricado con cinco capas coextruidas. La tapa y el fondo de acero se fijan y luego se sellan por inducción para una garantizar una buena medida.

El lanzamiento es importante porque marca el debut comercial de la lata TruVue de Sonoco. Steve Gendreau, vicepresidente de ventas y marketing de Global Plastics, se unió a la directora de marketing de McCall Farms, Annie Ham, en una presentación del 8 de febrero, en la que describieron el lanzamiento en The Packaging Conference, organizada por Plastic Technologies, Inc. y SBA-CCI, Inc.

La diferenciación en el estante de la tienda es la atracción fundamental que este contenedor ofrece a McCall Farms, dice la directora de mercadeo, Ham.

Vimos esta innovación como una oportunidad para diferenciarnos en el pasillo de vegetales enlatados con un nuevo envase transparente que le ofrece al consumidor la oportunidad de apreciar las señales de frescura y la calidad superior del producto. Además, recibimos información de varios minoristas del área que estarían interesados en probar este nuevo envase.

Y agrega que “sin duda ayudó que Sonoco, una empresa de envasado global de 5 mil millones de dólares y líder en innovación, se encontrara a pocos kilómetros de Hartsville, Carolina del Sur. “La ubicación de la sede y nuestra relación desde hace varios años con ellos, hicieron que fueran el socio ideal para este proyecto”, dice Ham.

Numerosas ventajas

Entre las razones por las que Sonoco cree que TruVue tiene un futuro brillante es que, con la excepción de la estación de sellado por inducción que debe agregarse en la parte final del proceso después de los equipos de costura, trabaja en equipos existentes y, en la mayoría de los casos, totalmente depreciados. Risinger, quien dice que el contenedor ha recibido cuatro patentes estadounidenses, también señala estas ventajas:

  • La velocidad de transferencia de calor a través de los extremos superior e inferior de metal durante el retortado ofrece mejoras frente a los contenedores de plástico de dos piezas que tienen solo un extremo metálico, reduciendo así los tiempos de cocción requeridos en comparación con los requeridos por las ofertas de plástico de dos piezas. “Los extremos de metal del envase permiten una buena acción de rodamiento a través de la unidad de cocción continua, proporcionando un rendimiento de calentamiento uniforme durante todo el proceso de retorta”, dice Risinger.
  • El cuerpo sin reborde hace que les resulte más fácil a los propietarios de marcas como McCall Farms doblar la costura de los extremos de la lata que cuando se trata de un cuerpo de plástico con rebordes.
  • Con dos extremos metálicos, el contenedor tiene fuerza adicional que ayuda a mantener la forma durante todo el proceso de la retorta. En comparación, un envase de plástico de dos piezas puede verse sujeto a deformación de fondo, lo que hace más difícil el manejar a través del proceso de alta presión y alta temperatura de la retorta.
  • TruVue pesa 12,5% menos que una lata de acero de dos piezas y un 18,5% menos que una de acero de tres piezas.
  • El uso de un proceso de extrusión multicapa continua produce un cilindro de pared recta, que proporciona uniformidad de grosor, consistencia de barrera, alto rendimiento y un índice bajo o nulo de desperdicio durante el proceso de fabricación del envase.

Una parte restante del recipiente de Glory Farms que debe ser explorada es la etiqueta, que lleva dos mensajes destacados sobre el envase. Uno está en el frente: “NUEVO envase transparente”. El otro está en la parte de atrás: “Recubrimiento sin BPA”.

Suministrada por Smyth Companies, la etiqueta de PP de 57 micrones es impresa en offset en seis colores más blanco. Puesto que el envase tiene que ver con la transparencia, una etiqueta de papel estaba obviamente fuera de cualquier consideración, y sin embargo eran etiquetas de papel cortadas y apiladas las que las etiquetadoras Bear Label Machines de McCall estaban acostumbradas a aplicar a los millones de latas que la empresa produce cada año.

Utilizar una máquina Modelo XS-1250 de Bear para aplicar etiquetas de película transparente a una lata de plástico era algo que nunca antes se había hecho. “Smyth tuvo que desarrollar un revestimiento especial para obtener el coeficiente de fricción necesario”, dice Ham.

Otro tema que había que abordar era la aplicación del adhesivo. Normalmente, la etiquetadora en rollo de Bear trabaja con pegante en frío. Sobre papel esto funciona bien, pero con una etiqueta hecha de PP, el adhesivo de pegado frío simplemente no se fija correctamente, y menos a velocidades de 500 envases/min. Con asesoría de Roy Cook, gerente de la Línea de Etiquetas de McCall Farms, Valco Melton reemplazó su aplicador de cola en frío en el modelo Bear XS-1250 con sus pistolas de puntos de pegante en caliente EcoStitch. Debido a que se controlan electrónicamente, estas aplican menos adhesivo y lo hacen con mucha mayor precisión que los aplicadores de pegante en caliente controlados neumáticamente que se encuentran comúnmente en las etiquetadoras de rollos. Así que con EcoStitch en su remplazo, las etiquetadoras Bear aplican etiquetas de papel o PP sin ningún inconveniente.

Los observadores están de acuerdo en que el lanzamiento de McCall Farms será algo que valdrá la pena ver. Algo que surgirá serán las preguntas sobre el envase sostenible. Risinger dice que el menor peso del envase en comparación con las latas de acero le permite registrar puntos positivos de huella de carbono porque se consume menos combustible en la distribución. En cuanto a la reciclabilidad, señala que de manera independiente, los extremos de acero son reciclables, y el cuerpo del envase podría quemarse para capturar energía; aunque reconoce que pocos centros de reciclaje están equipados para separar los materiales.

Fuente: El Empaque + conversión

Deja un comentario