Publicado en: 20 noviembre, 2017
Tendencias 2018 en Packaging
By: Proplas

En el segundo semestre de este año, se realizó en el Hotel Faena de Buenos Aires el primer Seminario de Branding del Vino, organizado por Consultora Stg. Al encuentro asistieron bodegueros, personal de marketing, responsables de comunicación y relaciones públicas, brand managers, periodistas, comunicadores y diseñadores que diariamente se enfrentan a la difícil tarea de descifrar qué busca el consumidor y luego lograr que elija su producto.
En un escenario complejo como el vitivinícola, con una góndola muy variada pero al mismo tiempo abrumadora, resulta difícil captar la atención del consumidor, es por esto que toda la jornada se dedicó a desglosar los distintos aspectos de la construcción y gestión de las marcas de vino. Todas las disciplinas aportaron una mirada constructiva sobre el tema, desde el diseño hasta el neuromarketing pasando por el packaging y casos de éxito tanto de la industria como de otros ámbitos que resultaron inspiradores para el centenar de asistentes.

Verallia aportó las Tendencias 2018 que desde hace unos años realiza Selective Line, la marca Premium de Verallia. Este estudio es llevado a cabo por el equipo de prestigio, CARLIN, que ha trabajado con marcas como Samsung y LG en el área de tecnología y L’Oreal y Clarins en el área belleza; siempre anticipando las tendencias de consumo internacional y traduciéndolas en pistas creativas. De este modo, encontramos tres tendencias, para estilos de consumidores diferentes, con sus respectivos decorados y formas de envases que debemos tener en cuenta en el 2018.

Así nos encontramos con la tendencia ARTY ZEN, que promueve una puesta en escena única y una experiencia intensa, sublime y de ensueño. Los decorados tienen detalles muy minuciosos y elegantes y las formas se presentan con curvas pronunciadas y lujosas. La segunda tendencia es EXPLORATION 2.0 cuyo misterio es fascinante y cautivador para los exploradores nocturnos que buscan nuevos conocimientos y son ávidos de cultura. Los decorados remiten a los minerales ya sea en bruto o trabajados  y las formas son estructuradas. Por último la tendencia CARPE DIEM que invita a una ruralidad urbana, donde el lujo es lo artesanal, tradicional y auténtico. Los decorados transmiten energía y bienestar y las formas son muy generosas.

Para resumir, las tendencias del 2018 están ligadas a la intensidad, ya sea desde la experiencia, el descubrimiento o el momento presente. A partir de estas premisas podemos inspirarnos para crear nuevos productos de acuerdo a nuestro público.

Fuente: Guarda 14

Deja un comentario