Publicado en: 16 agosto, 2017
Crean sistema para pagar los servicios públicos con envases
By: Proplas

Dos jóvenes de Medellín crearon un sistema que capta botellas de PET y latas de aluminio y devuelve a los usuarios pines para pagar los servicios públicos.

Los colombianos David Valencia y Tomás Villamil crearon Kaptar, una empresa que busca estimular el reciclaje de botellas de PET y latas de aluminio a través de su intercambio por pines para el pago en la modalidad prepago de servicios de primera necesidad –como el agua, la luz o el gas-, pasaje de transporte público en el sistema metro o minutos de celular.

El programa actualmente funciona únicamente en el Valle de Aburrá, dentro del servicio público de aseo.

¿Cómo se generó esta idea? De acuerdo con los creadores del sistema, el fin de Kaptar es aprovechar el potencial económico y sustentable del aprovechamiento de los residuos sólidos, incentivar el reciclaje, fomentar la economía circular y disminuir los residuos en los rellenos sanitarios, además de brindar a las personas de escasos recursos una forma para pagar los servicios de primera necesidad.

“Hay países en Europa que solo depositan en los rellenos el 2 por ciento de todo lo que producen, nosotros estamos enterrando el 87 por ciento, literalmente estamos enterrando dinero en efectivo”, aseguró Villamil.

Empresas Públicas de Medellín –EPM- no corta los servicios luego de cierto número de facturas vencidas, sino que permite a las personas realizar pagos anticipados por consumos futuros; así, los usuarios hacen los consumos de agua y energía de acuerdo con sus ingresos. En la actualidad, en el Valle de Aburrá hay 16.660 usuarios con agua prepagada y 222.900 con energía en esta modalidad.

¿Cómo se hace la recolección? Mediante máquinas recolectoras se reciben únicamente botellas plásticas de PET (de hasta 1,5 litros) y latas de aluminio. Sin embargo, en este momento se trabaja en el desarrollo de una tecnología que acepte todo tipo de residuos plásticos.

¿Cómo se interactúa con la máquina? Es muy sencillo, solo basta con tocar la pantalla, elegir iniciar el proceso, ingresar la botella y redimir los beneficios que pueden ser donaciones a fundaciones o causas, o sacar un cupón o pin para pagar los servicios.

Además, con el fin de atraer a más usuarios, Valencia y Villamil están trabajando en la consolidación de alianzas comerciales, que permita a los usuarios intercambiar sus envases por bonos de descuento en almacenes de ropa, salas de cine y restaurantes. Asimismo se está desarrollando un aplicativo móvil para que las personas puedan identificarse a través de una tarjeta inteligente –que sería la tarjeta cívica del metro de Medellín- y así poder acumular puntos, que posteriormente pueda redimirse en las diferentes alianzas comerciales.

Es importante mencionar que para que la máquina reciba el envase, éste debe estar en buen estado y completo –es decir que tenga la tapa y la etiqueta-, y debe ingresarse con el código de barras hacia arriba para que el lector pueda identificarlo. “La etiqueta es importante porque a través de ella identificamos qué producto está devolviendo la gente”, explica Villamil, quien añadió: “Este es un dato comercial valioso para las compañías que fabrican los envases”.

¿Cuánto reditúa un envase al usuario? De acuerdo con Valencia, una botella en el mercado tiene un costo de 30 o 35 pesos aproximadamente, las máquinas de Kaptar le otorgan un valor de 100 pesos a cada botella; de esta manera, por ejemplo, una persona cuyo consumo de energía semanal es de 1500 pesos, podría cancelar su consumo con la recolección de 15 botellas.

¿Dónde están las captadoras? Actualmente solo hay dos máquinas captadoras ubicadas en el edificio de Ruta N, en Medellín, pero se espera que al finalizar el 2017 haya en total 12 máquinas distribuidas en zonas de alta afluencia como las estaciones del metro, instituciones educativas y plazoletas de comidas.

¿Qué sucede luego con las botellas? Estas botellas ingresan a un proceso de reciclaje botella-a-botella, gracias a la alianza de Kaptar con empresas que realizan este proceso. Es por ello que se espera que las botellas sean puestas en la máquina sin que hayan tenido contacto con la basura, en el mejor estado de aseo posible, puesto que la proveniencia de la botella determina qué porcentaje de su material puede ser reutilizado. “Si el material está en unos rangos de contaminación, solo se puede utilizar un 30 o 40 por ciento para hacer botellas otra vez, pero si está en muy buen estado de aseo, se puede reusar hasta el 100 por ciento del material”, manifestó Villamil.

VER VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=05Qt56qQyy4 

FUENTE: Revista El empaque + Conversión

FOTOS: Kaptar

http://www.elempaque.com/temas/Crean-sistema-para-pagar-los-servicios-publicos-con-envases+118522#imagenes

 

Deja un comentario